viernes, 20 de febrero de 2009

FORMA Y FUNCIÓN

IDEAS PROYECTUALES 6/PROJECT IDEAS 6
“… El programa constituyo el elemento esencial para la arquitectura moderna, sobre todo para que en la segunda mitad de los años cincuenta alcanzó la plenitud, al convertirse en un modo habitual de concebir, que no necesita argumentar en cada ocasión su oportunidad histórica y su calidad estética…
En la actualidad, por el contrario, el programa es objeto de desconsideración, tanto en las escuelas de arquitectura como en la calle: la mayor parte de la arquitectura actual parece decidida contra el programa. Considerado como una simple relación cuantitativa de condiciones, si incorpora al edificio como un escollo a salvar: es frecuente oír el argumento de que “la complejidad del programa impidió hacer arquitectura”, dando por sentado que se trata de dos realidades distintas, determinadas por valores prácticamente contrapuestos.
En realidad, sólo se puede iniciar la concepción cuando se consigue captar la estructura de la actividad, estructura que no puede reducirse a la suma de requisitos funcionales particulares, sino que define el ámbito de posibilidad de la forma, en la medida que consigue apreciar las estructuras formales compatibles con el sistema de actividades que prevé el programa. Solo adquiriendo distancia en la consideración en el programa- es decir, tratando de entender la actividad en su conjunto- puede apreciarse su virtualidad formal y proponer estructuras espaciales que satisfagan en su totalidad y, a la vez, cumplan todos sus requisitos.…La estructura de la actividad que describe el programa establece un marco de posibilidades formales que se sobrepone a las que el lugar sugiere y permite: el juicio del autor actúa sobre estos dos ámbitos de formalidad posible, proponiendo una estructura. Tal propuesta se somete a la verificación tanto del programa como de las condiciones del lugar: de esa confrontación surgen modificaciones que pueden afectar tanto al modo de estructurar la actividad como a la incidencia del edificio en el sitio. De estos cambios puede desprenderse una modificación de la propuesta que sugiere un modo diferente de plantear la actividad, lo que, a su vez, sugiere un cambio en el dominio de la síntesis formal. Y así sucesivamente, hasta que se da con una propuesta que satisface las variables en juego.
...
El autor del proyecto observa por tanto la realidad física del lugar como las distintas fases por las que atraviesa el progceso, desde categorías formales que tratan de incorporar sus respectivas sugerencias. El procedimiento es, por tanto, inductivo, de modo que procede desde la superposición de una serie de fenómenos particulares hacia una configuración de carácter general que dé cuenta de la singularidad del problema y, a la vez, la trascienda, por el grado de universalidad de su estructura.… Si se entiende el cometido real del programa en el proyecto de arquitectura, queda claro – por definición- no puede ni determinar la solución ni entorpecerla: en tanto que sistema de actividades, establece el ámbito de posibilidad de la forma y, a la vez, actúa como elemento de verificación del proyecto en diversas fases de su proceso. "
Helio Piñón, Nicanor García. Teoría del proyecto, Edición UPC , 1era ed. Mayo de 2006

2 comentarios:

Gorka dijo...

Solo quería daros mi enhorabuena, sigo con regularidad vuestro blog, buen trabajo.
Un saludo.

Yván J. Sánchez dijo...

Gorka,
Gracias por el comentario, muy interesante tu guía básica para la autopromoción inmobiliaria, seguro que nos servirá de mucho.
Seguimos con el esfuerzo... como sabes, no es nada fácil mantener un blog, pero... lo vale!
Saludos cordiales!